Dr. Alexander H. Purcell explica la “Enfermedad de Pierce”



“Sobre la Enfermedad de Pierce: cada región tiene una epidemiología distinta por las variantes de sus elementos”: Dr. Alexander H. Purcell



 

 

El Dr. Alexander H. Purcell III impartió la conferencia magistral “Enfermedad de Pierce” en el marco del XX Congreso Internacional, el XLV Congreso Nacional de la Sociedad Mexicana de Fitopatología A.C.  y la XXXV Semana del Parasitólogo UAAAN, el pasado 22 de agosto en el auditorio Carlos E. Martínez.


En su exposición, el investigador explicó que la enfermedad de Pierce ataca la vid, almendros y olivos y ha causado epidemias en Brasil e Italia donde casi termina con los olivos causando un daño devastador.


Existen importantes diferencias biológicas entre los variados genotipos de Xilella que sobrevive en la planta por más de un año considerando la planta como un huésped crónico; las cuales son muy importantes en la propagación de la enfermedad.

 
La Xilella, Xf puede infectar a la mayoría de las especies de plantas sin causar enfermedad y las bases de la especificidad entre las cepas de Xf y sus diferentes plantas hospedadoras, se desconocen.

 
Entre los elementos necesarios para hablar de la Xilella, es necesario considerar los patógenos, que viven en el agua de la planta y en el aparato bucal de los insectos que la transmiten; los cuales se mueve con mucha facilidad de una célula a otra, siendo el movimiento de la bacteria lo que hace que se generen los síntomas en la planta, pero el experto aclaró que no causa enfermedad pero mata al hospedante.

 

 


 

El Dr. Alexander H. Purcell III ratificó acerca de la Xf y el medio ambiente –temperatura, que la temperatura óptima para el crecimiento de la Xf es de 26°C a 28°C y como máxima 34°C, siendo que las poblaciones de Xf disminuyen con temperaturas de >12°C; por lo que el calor agua caliente (puede eliminar la Xf de las plantas de vid en su fase latente (parada invernal) e incluso temperaturas de <0°C pueden curar plantas de vides y almendros en su fase latente (parada invernal).


Sobre la Xf y medio ambiente-agua, explicó que el agua es un requisito clave para cultivos, plantas hospedantes y vectores. Las enfermedades causadas por Xf dependen fuertemente de la disponibilidad del agua, tanto natural como del riego.


Explicó que todos los vectores son chupadores de savia especializados en el xilema; aclaró que algunos adultos pueden adquirir Xilella en menos de una hora para su posterior transmisión y los adultos pueden hacerlo durante toda su vida.


 

Concluyó que la incidencia de la enfermedad de Pierce depende de la ubicación y abundancia de los vectores y los patrones espaciales dan pistas sobre las fuentes de vectores infecciosos; las texturas del suelo y el riego, estimulan también un crecimiento exuberante de Cynodon dactylon (grama), que induce a su vez altas poblaciones de vectores, aunque sólo son necesarios unos cuantos vectores de Xf para adquirir la bacteria de la vid y transmitirla.


Específicamente sobre el control de Xf y sus vectores en México, el investigador comentó que es importante controlar las poblaciones del vector (Graphacephala atropunctata) próximos al cultivo antes de abril; en cuanto al control de la Draeculacephala minerva Xyphon fulgida es necesario eliminar los habitats de cría del vector en la maleza y  sobre la Homalodisca vitripennis el control se hace con insecticidas de los reservorios del vector (principalmente en cítricos), por lo que concluye que cada región tiene una epidemiología distinta debido a las diferencias en genotipos de Xylella, especies de vectores y su ecología, plantas hospedadoras y ecología de las comunidades vegetales, el clima y el agua (de riego y natural) , tanto dentro como fuera del cultivo.


ImprimirCorreo electrónico